Reseña: “La analfabeta” de Agota Kristof, por Ana Blé

La analfabeta. Agota Kristof. Alpha Decay (2015). 64 páginas. 9,90 euros

La analfabeta. Agota Kristof. Alpha Decay (2015). 64 páginas. 9,90 euros

Ensayo. Cualquiera que haya vibrado leyendo Claus y Lucas, agradecerá tener la oportunidad de saber más acerca de la mujer que les dio vida, y encontrar claves sobre el origen de estos y otros de sus personajes. Aunque este libro también será un disfrute para quien no la conozca todavía. 

Agota Kristof nació en Hungría en 1935. De pequeña inventaba historias para contárselas a su abuela, a los cuatro años se convirtió en una lectora voraz, y al llegar a la adolescencia empezó a escribir teatro. En 1956 salió de su país huyendo de la represión soviética, y fue a parar a Suiza, donde trabajó durante mucho tiempo en la cadena de montaje de una fábrica de relojes. Allí escribía poesía. “Para escribir poemas, la fábrica está muy bien. El trabajo es monótono, se puede pensar en otras cosas y las máquinas tienen un ritmo regular que ayuda a contar los versos.” Aprendió a hablar francés en los descansos, mientras fumaba cigarrillos con sus compañeras en el cuarto de baño, y poco a poco fue dejando de escribir en húngaro para terminar adoptando la nueva lengua. 

Estas páginas recogen once fragmentos de su vida, once relatos autobiográficos que fueron apareciendo publicados en Alemania y que luego se editaron de forma conjunta en Francia. Son textos breves, minimalistas, aparentemente simples, pero en ellos está la esencia de la escritora contundente y poderosa que fue Agota Kristof. Habla de sus recuerdos de infancia, de la pobreza, de la soledad en el exilio, del desarraigo, de la tristeza por lo perdido, de la lucha por la supervivencia…, pero por encima de todo eso, habla de su amor por la escritura. 

En uno de sus relatos, dice: “Cinco años después de haber llegado a Suiza, hablo francés, pero no lo leo. Me he convertido en una analfabeta”. Veinticinco años más tarde consiguió publicar su primera novela, El gran cuaderno, en francés, y llegaron el reconocimiento y el éxito. Cuando murió en 2011, su obra había sido traducida a más de treinta idiomas. Ana Blé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s