Reseña: “Los lugares pequeños” de Paco Tomás, por Rafa Ruiz de El Asombrario

“Los lugares pequeños”. Paco Tomás (Palma de Mallorca, 1967). Punto en Boca (2015). 242 páginas. 18 euros.

Novela. El periodista y guionista Paco Tomás, muy involucrado en temática LGTBI —tiene en Radio 5 el programa Wisteria Lane y ha sido responsable de lo que se escucha en programas de televisión como Alaska y Segura este mismo año—, nos ha sorprendido con una primera novela oscura, sobre la forja de un “monstruo”, Fidel Ruesga, el protagonista; bien alejada de lo que es su trayectoria como letrista, mucho más urbana y, por decirlo de alguna manera, snob. Una primera novela bien escrita, una historia bien hilvanada de obsesiones y desapegos, sobre el inmovilismo de ciertos lugares que van apresando los cuerpos y caracteres de la gente, con constantes referencias cinematográficas y musicales, con gélidas ocurrencias, con frases que cortan como un hacha. Muestra aquí Paco Tomás otra cara, más compleja, profunda, sombreada, esa cara que él dice que todos llevamos dentro, y a la que de alguna manera hay que darle salida. Y qué mejor manera que darle una rienda suelta literaria, y de calidad.

Ambientada en una ciudad de provincias estancada en el tiempo, los personajes se mueven a lo largo de cuatro décadas en una atmósfera familiar asfixiante —en absoluto autobiográfica, el autor lo aclara en cuanto tiene oportunidad— que los van deformando. Para entender el tono, baste decir que suele sonar de banda sonora de muchos episodios aquella canción de los payasos de la tele —Gabi, Fofó, Miliki y Fofito— que decía: “No hay nada más lindo que la familia unida, atada por los lazos del amor. Sentir palpitar la misma sangre, sentir que es uno solo el corazón”. El autor añade: “Putos payasos”.

Visiones cerradas de la vida familiar, de las apariencias, del orden social, de los “premios de consolación” en las carreras vitales y profesionales, que componen una terrorífica estampa de la mediocridad, que provocan ansiedades, frustraciones y también barbaridades. Lo contaba Paco Tomás en una reciente entrevista que le hice para la revista El Asombrario: “Quería que se transmitiese esa sensación. Y es que hay una España que en realidad está estancada. Tuvimos la fantasía de la modernidad en los ochenta y noventa, con el boom económico, que en realidad era una ficción, una burbuja que explotó y empezó a suturar miseria. Realmente estamos muy estancados”. Rafa Ruiz (El Asombrario & co.). 

Recomendación de Rafa Ruiz:

Fractales. Anatomía íntima de la marisma. Héctor Garrido. Editorial Rueda, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s