Reseña: “Mientras llega la felicidad” de Josep María Cuenca, por Mateo de Paz

Mientras llega la felicidad. Josep María Cuenca (Barcelona, 1966). Anagrama (2015). 752 páginas. 29,90 euros

Mientras llega la felicidad. Josep María Cuenca (Barcelona, 1966). Anagrama (2015). 752 páginas. 29,90 euros

Biografía. Uno tiene la lectura por afición y pasión y, en muchas ocasiones, ha leído todas las novelas de su autor más admirado. Es sabido que Juan Marsé —al que leo y releo desde que un compañero de estudios me advirtió que tenía que hincarle el diente a Últimas tardes con Teresa, cuál si no— es uno de los mayores y mejores narradores en lengua española y, por lo tanto, universal, de la segunda mitad del siglo xx. Maestro de la novela y del cuento, su dilatada trayectoria narrativa ha ido confirmándose con el paso de los años hasta disponer de una colección de obras maestras en el difícil arte de narrar. Porque si algo diabólico, demoníaco, qué sé yo qué, tiene Juan Marsé, la fabulación de tramas y argumentos es, sin duda, una de sus virtudes. Entonces, si uno ha leído todo de su autor admirado, ¿qué le queda? ¿Volver a leer de cabo a rabo su obra? ¿Leer lo que otros dicen de él, artículos, reseñas y tesis doctorales, o esperar simplemente a que aparezca por arte de magia un nuevo libro? ¿Y si el libro no llega o uno no llega? La vida, incluso si uno vive cien años, es demasiado corta para esperar. Así que esta biografía aparece como agua de mayo para los lectores de Marsé, que no son pocos, pero sí bastante fieles. 

Mientras llega la felicidad, primera y única biografía documental de Juan Marsé, es una obra maestra, si es que el término “obra maestra” no ofende a nadie. No podía ser de otro modo, escribir una obra maestra que habla de un escritor de varias obras de mérito relevante entre las de su clase. La polémica está servida: pensemos en el número de obras publicadas por los de su generación y en cuántas de esas obras podría figurar la etiqueta. Con ritmo vibrante y diversos estilos, de historiador, de crítico literario, de narrador policíaco, que dependen del protagonista del capítulo o del fragmento del capítulo, Josep Maria Cuenca nos habla de la obra y de la vida del biografiado y de algunas novedades y secretos que el propio escritor catalán desconocía, como la fecha de su nacimiento y las anécdotas en torno a su adopción, y de las polémicas que ha mantenido a lo largo de su vida literaria. Por ejemplo, me parece interesante la investigación que realiza de los pormenores del Premio Biblioteca Breve de 1965 que Últimas tardes con Teresa ganó a La traición de Rita Hayworth por cuatro votos a dos. Sin duda, de entre todas las cartas que Cuenca presenta para aclarar este asunto, la de Rosa Regás es la más sabrosa al presentarnos a Vargas Llosa, miembro del jurado, en su proceso de transformación ideológica hacia “ese conservadurismo y ese ultraderechismo”. Tampoco los Goytisolo quedan muy bien. Al parecer, mientras que ellos defendían a Puig por motivos puramente literarios, Vargas Llosa denostaba a Marsé por sus ataques a la burguesía. También nos cuenta sus relaciones con la censura de aquella época, en especial con el censor Robles Piquer, de quien acabará siendo amigo. O con Andrés Vicente Gómez y Fernando Trueba por la adaptación al cine de El embrujo de Shanghai en perjuicio de ese director genial llamado Víctor Erice. Muchos lectores recordarán la polémica con Francisco Umbral y su “prosa sonajero” o la que mantuvo con Carlos Pujol y José Manuel Lara por las malas artes del Premio Planeta, de la necesidad del autor de obrar limpiamente, según le dicta su conciencia y aunque su criterio vaya en contra del interés comercial de Planeta y el Premio, de la complicidad del periodismo cultural de este país, algo lamentable, y de su decisión final de dimitir. Pero si para un lector de Juan Marsé que ha leído todo de Marsé esta biografía resulta estimulante lo son también las cartas –con Paulina Crusat, Jaime Gil de Biedma, Juan García Hortelano y Carlos Barral– y el diario inédito, Las horas muertas, que revelan la posición más personal del novelista en las polémicas y análisis de su obra en ciernes. 

Finalizada su lectura, a este lector aficionado y pasional solo le queda decir que Mientras llega la felicidad hará felices a los miles de lectores de Juan Marsé, pues se trata de una biografía que toca el cielo, la cima literaria que solo los elegidos logran alcanzar.  

juan marsé

Fotografía: Pedro Carrillo, Gente de Libro

Recomendaciones de Mateo de Paz:

Brilla, mar del Edén. Andrés Ibáñez. Galaxia Gutenberg (2014). 

La pecera. Juan Gracia Armendáriz. Demipage (2015). 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s