Reseña: «Lo que me está pasando. Diarios de un emperdedor» de Miguel Brieva, por Juan Losa

Lo que (me) está pasando. Diarios de un emperdedor. Miguel Brieva (Sevilla, 1974). Reservoir Books (2015). 112 páginas. 18,90 euros

Lo que (me) está pasando. Diarios de un joven emperdedor. Miguel Brieva (Sevilla, 1974). Reservoir Books (2015). 112 páginas. 18,90 euros

Novela gráfica. El trazo mordaz e inquietante del dibujante Miguel Brieva (Sevilla, 1974) nos presenta en Lo que (me) está pasando. Diarios de un joven emperdedor (Reservoir Books) a su álter ego Víctor Menta, fulano de perfil bajo que asiste de una pieza a su propia deriva, una deriva cuyo germen lo encontramos, cómo no, en un presente en el que precariedad, paro y ocio rutinario se convierten en norma. En este escenario carente de expectativas sociolaborales no queda otra que, literalmente, fliparlo en colores, de tal forma que, pese a que la novela gráfica es en blanco y negro, el autor tiene a bien colorear los continuos desbarres de su protagonista. 

Las visiones sirven a Menta de válvula de escape frente a esa distopía capitalista que tan bien ilustra Brieva, dueño de un imaginario estético ya inconfundible que combina la iconografía publicitaria de mediados del siglo xx con una crítica furibunda a la sociedad de consumo y, más concretamente, a la paranoia tecnoadicta. Es a través de esa anemia existencial devenida en demencia que padece su protagonista, donde Brieva refleja paradójicamente su lucidez. “Loco es aquel que lo ha perdido todo, salvo la razón”, escribió en su día el mantecoso G. K. Chesterton. Cita que el dibujante recoge oportunamente en su libro para evidenciar que, en efecto, a la hora de calibrar sentido común y locura conviene andarse con ojo y dejar los prejuicios a un lado. 

Más citas —el libro cuenta con un certero elenco–: “La realidad no es más que una alucinación colectiva”, del ilustre Zappa. Y como tal hay que vivirla, faltaría añadir. Pues, como comprobará el lector, si algo rezuman las páginas de Diarios de un emperdedor es precisamente compadreo, un dejar de mirarnos el ombligo y asumir que el fracaso no puede ser personal, que ya no basta con la versión oficial que nos invita a paliar nuestras derrotas en silencio a base de antidepresivos, realities gastronómicos y canutos. En este sentido, estamos ante un libro político, que no politizado, una novela que huye del en ocasiones ensimismado realismo social y salpica lo cotidiano a base de escapismo fantástico. 

pag 20 lo que me esta pasando

Si bien aquí nos topamos con un Brieva mucho más dramático de lo que acostumbra, el sevillano parece aparcar por un momento la ironía y el humor para cargar sin miramientos contra ese señuelo ordoliberal que pone el foco en la figura del emprendedor, santo y seña de un tiempo nuevo donde rige el sálvese quien pueda. Es entonces cuando el látigo de la conciencia, el azote del consumismo loco prescinde del sarcasmo y narra austero una realidad desquiciada, la de un grupo de personas en pie por preservar algo aparentemente insignificante, una triste plaza de barrio, pero cuyas consecuencias van mucho más allá, suponen una suerte de levantamiento colectivo contra ese dogma contemporáneo que el autor bautiza como crisismo, un continuo informe carente de asideros más allá de la basura catódica que nos atomiza a diario. 

La insurrección alucinada de los de abajo es toda una revelación para Menta, lo que le está pasando es, precisamente, que ha encontrado ese ansiado punto de encuentro entre los sueños individuales y un territorio compartido al alcance de todos. En ese viaje, una vocecilla susurrante parece chivarle al lector una certeza que, grosso modo, lo que viene a decir es: “Tu vida es una puta mierda y lo sabes”. Sin embargo, junto a esta áspera certeza, Brieva desliza otras mucho más reconfortantes, a saber; “No está usted solo, baje a la calle, algo se puede hacer, estamos a tiempo”. Juan Losa.

PAG 76 lo que me esta pasando

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s