Reseña: “El comité de la noche” de Belén Gopegui, por Manuel Guedán Vidal

comité

“El comité de la noche”. Belén Gopegui (Madrid, 1963). Literatura Random (2014) 272 páginas. 17,90 euros

Novela. Se puede hablar de esta novela desde muchos más prismas que caracteres tiene esta reseña, así que elegiré solo uno, medio quizás: El comité de la noche como obra de encargo. Desde hace ya un tiempo Belén Gopegui viene defendiendo una reinterpretación de esta categoría que, de ser el patito feo del arte, su cara mercenaria y servil, pasaría a ser una posibilidad de trabajo colaborativo realizado por una comunidad revolucionaria (léase su ponencia “Novela en retaguardia”).

En esta ocasión Gopegui no ha llevado su deseo a sus últimas consecuencias, pues, hasta donde se sabe, detrás de su novela tan solo están sus ganas de escribirla y no la petición de una organización clandestina que pudiera haber empleado la obra de la escritora para proponer formas de acción política. Sin embargo, el vínculo que El comité de la noche establece con la actualidad y con la realidad, en su dimensión más material, hace que la noción de “encargo” sirva para amplificar la propuesta última del texto.

La novela cuenta el chantaje que sufre Carla, una empleada de los laboratorios Pharmen, para formar parte de una operación ilegal que persigue la privatización de las donaciones de sangre; al mismo tiempo, un grupo de activistas le pide su colaboración para desactivar la maniobra de la empresa. El dilema moral viene enfundado en un armazón de novela negra, decisión que se adivina como la ocupación consciente de un género reblandecido, pero que por su condición mainstream, puede servir de caballo de troya al subtexto político de la obra.

Un servidor ha terminado la novela extrañando la radicalidad con la que el discurso marxista, tosco y prolífico se adueñaba de la trama en La conquista del aire. Ahora bien, también soy consciente de que la elección narrativa de Gopegui es más pertinente que mi debilidad nostálgica, que la novela es un encargo de su tiempo, en un sentido colaborativo y no oportunista, y que quizás ahora lo que urge es revelar el potencial de la ilusión y de la emancipación. Manuel Guedán Vidal.

Recomendación de Manuel Guedán Vidal:

The Wes Anderson Collection, Matt Zoller Steitz. Abrams (2013).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s